San Basilio de Palenque el rinconcito más puro de África en Cartagena - Bolivar

Por: Karen M. Gaviria Moreno

 

Un sol brillante, pies descalzos, dientes grandes, ojos  abiertos, almas  nobles, muchos colores, arboles, peinados creativos, niños en  la calle, dulces, comida e  historias, por  su  puesto música, danza y tradición  esto se respira, se palpa, se siente, se percibe desde la entrada  a  aquel resguardo de la pacha  mama.

 

El amor  por  lo  propio, por el semejante, el valorar lo verdaderamente importante es el secreto para sonreír y ser feliz de verdad verdad, consideraría que esta es una de las grandes enseñanzas del pueblo palenquero  para  el mundo y  nadie lo dirá  porque está  en  el  ambiente con cada respiro;  Aquellos  despertó en mi esperanzas  sobre la realidad  tan  caótica de mi ciudad (Cartagena) de  mi  país ( Colombia);  re descubrir en esta  visita un lugar de puertas y  corazones abiertos, sin  policías, sin miedo  al peligro, simplemente  sin miedo fue  como sentir mi alma camino a renacer en áfrica después del lumbalú. 

 

Porque la  vida  como la  que  se  vive  en  palenque  es nuestra herencia africana en esencia.