Antecedentes

El espacio cultural de San Basilio de Palenque inició su proceso de ingreso a la lista representativa de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en el año 2003 a partir de la iniciativa de un grupo de jóvenes palenqueros por reconocer y fortalecer sustradiciones. De esta forma, la comunidad se reunió para concertar la definición de un conjunto de expresiones culturales que pudieran ser consideradas como integrales del espacio cultural.

El 25 de noviembre de 2005, en su tercera proclamación, la UNESCO declaró mediante resolución el Espacio Cultural de San Basilio de Palenque como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.